¿Estamos haciendo lo suficiente para iniciar a los más jóvenes en la programación?